¿Qué es y cómo tratar la Celulitis?

En el origen de la celulitis, amén de factores hereditarios y/o constitucionales, existe siempre una alteración de la microcirculación sanguínea, en ocasiones acentuada por factores externos (anticonceptivos, tabaco, prendas ajustadas, sedentarismo, etc.). Las células de grasa (adipocitos) aumentan su tamaño y se agrupan en islotes (nódulos); entre éstos se forman unos tabiques fibrosos verticales (septos conectivos) que determinan, al traccionar de la superficie cutánea, el clásico aspecto de la piel celulítica, la denominada “piel de naranja”.

La Mesoterapia es una técnica de inyección intradérmica indolora que se utiliza principalmente para el tratamiento de la celulitis y la obesidad localizada. Se realiza mediante inyecciones en la zona afectada y consigue muy buenos resultados. Los fármacos utilizados son homeopáticos, de manera que se evita cualquier posible reacción alérgica local o sistémica. Con esta técnica se logran tres acciones fundamentales:

  • Celular: actuamos sobre el adipocito estimulando la liberación de su contenido en grasa
  • Vascular: favoreciendo la microcirculación local y sistémica
  • Linfática: favoreciendo el drenaje linfático de las toxinas acumuladas

Es una técnica médica muy segura siempre que se sigan unas reglas mínimas. Los efectos secundarios suelen ser pequeños hematomas locales en la zona tratada, leve molestia en el momento de la inyección y un ligero eritema.

Celulitis y la Mesoterapia